Por una cartera balearon en el abdomen a una joven de 18 años.

Sucedió en Zárate. La víctima fue sorprendida por un delincuente. Hubo un forcejeo. La mujer herida fue derivada al Hospital local y fue operada. El ladrón escapó

Una joven de 18 años fue víctima de un violento robo en las últimas horas en la localidad bonaerense de Zárate cuando fue sorprendida por un delincuente, el que luego de amenazarla y despojarla de la cartera le pegó un tiro en el abdomen, informaron fuentes policiales.

 

El brutal episodio de inseguridad sucedió a la altura de Barrio Bosch y Saavedra, cuando la joven fue sorprendida por un desconocido y tras un forcejeo perdió sus pertenencias y sufrió una herida de arma de fuego.

Efectivos del Comando de Patrullas de Zárate acudieron a la ruta provincial N° 6 a la altura del kilómetro 81, donde vive y se encontraba la damnificada.

 

La víctima fue derivada al Hospital Local donde fue intervenida y según el parte médico se encuentra estable y fuera de peligro.

Los pesquisas aguardan la recuperación de la joven para tomar una declaración testimonial que pueda aportar pistas sobre el agresor.

Por el momento no se han presentado testigos del hecho y los investigadores policiales procuran obtener datos al menos de las cámaras de seguridad.

 

El asaltante se llevó la cartera con la billetera, documentación y el celular de la joven, identificada como Magalí Antonella O.

En el hecho tomó intervención la UFI en turno del departamento judicial Zárate – Campana, en un expediente penal caratulado como robo calificado, abuso de armas y lesiones graves.

Zárate había sido noticia en los medios cuando el martes 9 de junio pasado, Marcos Castillo, un jefe de la Gendarmería regresaba a su casa en su bicicleta, y fue abordado por dos delincuentes que lo venían siguiendo desde algunas cuadras en un rodado similar con intenciones de robo y fue asesinado de dos tiros en el rostro.

En la escena del crimen, ubicada en la calle Independencia, entre Justa Lima de Atucha y Almirante Brown, en pleno centro de Zárate, los pesquisas recolectaron tres vainas servidas calibre .22 del arma disparada por los delincuentes, ya que el gendarme iba desarmado debido a que dejaba su pistola reglamentaria en la dependencia donde trabajaba.

Al día siguiente del homicidio, los sospechosos fueron apresados en un operativo del que participó el propio ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

Comentarios

Comentar artículo