El oportunismo de Mariano y un partido que se hizo largo

El delantero hispano-dominicano del Real Madrid Mariano D�az (d) celebra tras marcar durante el encuentro correspondiente a la d�cima jornada de LaLiga Santander entre Villarreal CF y Real Madrid en el Estadio de La Cer�mica, ayer en Vila-real. EFE/Domenech Castell� (Domenech Castell�/)

Madrid, 22 nov (EFE).- El Real Madrid empató ayer sábado en casa del Villarreal (1-1) en un partido que se le puso de cara en el minuto 2 gracias a un gol del hispano-dominicano Mariano Díaz, aprovechando su oportunidad, pero en el que se le hizo larga la segunda parte acusando las siete bajas y la inactividad de varios de los titulares.
1. El oportunismo de Mariano
Mariano siempre ha tenido claro que no quiere irse del Madrid, a pesar de no contar casi con oportunidades. Esta temporada solo ha participado en los dos últimos encuentros, y contra el Villarreal lo hizo de inicio por las molestias del francés Karim Benzema y el positivo en coronavirus del serbio Luka Jovic. Dos minutos tardó en demostrar que lucha los goles como nadie. Mariano y entrega van de la mano.
La comparativa para ser la alternativa de Benzema, indiscutible, va a su favor. Desde que comparte vestuario con Jovic ha marcado los mismos goles -dos-, pero en nueve partidos, por los 32 del serbio.
2. ¿Ganar un punto o perder dos?
Siendo el Real Madrid nunca puedes dar un empate por bueno, pero las circunstancias que rodeaban el partido pueden invitar a pensar lo contrario. Por coronavirus, test no concluyentes o lesiones, Zidane no podía contar con Benzema, Sergio Ramos, Casemiro, Valverde, Militao, Odriozola y Jovic; a los que se les unió que en la alineación titular jugaron Hazard, Carvajal, Nacho y Mariano, jugadores con poco rodaje en las últimas jornadas.
El partido se le hizo largo al conjunto blanco. En la primera parte supo defenderse, alternando la presión alta con un 4-4-2 ordenado, pero a partir del minuto 70 el cansancio hizo mella y el Villarreal logró el empate gracias a tener mayores opciones en el banquillo. El Inter espera en cuatro días.
3. Sin recambio de Casemiro
El centrocampista brasileño se quedó en Madrid tras un resultado indeterminado en los test llevados a cabo por LaLiga, a pesar de que había dado negativo hasta en dos ocasiones, en las pruebas realizadas por el club, antes de volver a los entrenamientos. Zidane no tiene a alguien de su perfil que le sustituya. Valverde, por su entrega más que por sus características, había actuado ahí, pero se lesionó en Valencia. Kroos y Modric formaron el doble pivote, con un esfuerzo encomiable, para intentar paliar la baja de un Casemiro fundamental en la columna vertebral del Madrid.
4. Varane-Nacho crecen
Cuando Sergio Ramos se retiró lesionado durante la victoria de España 6-0 sobre Alemania, el madridismo tembló. Por delante la salida a Villarreal y sobre todo a Milán para enfrentarse al Inter en un partido trascendental para pasar de ronda en la Champions. Históricamente, las dudas atrás sin Ramos en el campo han sido evidentes. Las últimas, por ejemplo, en Liga de Campeones contra el Shakhtar Donetsk (2-3) o el Manchester City (2-1).
Sin embargo, la pareja Varane-Nacho cumplió y ante el poco rodaje de Militao, 18 días ausente tras dar positivo en coronavirus, apuntan a ser claves contra la temible delantera milanista: Lukaku-Lautaro.
5. Perdida la fórmula del campeón
El Real Madrid se hizo la pasada campaña con el título de LaLiga Santander tras mostrar una solidez defensiva tras el confinamiento: seis goles recibidos -dos en el último encuentro frente al Leganés ya con la Liga ganada- en once partidos ligueros con seis porterías a cero. Sin embargo, el inicio de la actual campaña ha dejado una imagen bien distinta con diez goles encajados -en el campeonato doméstico- en nueve encuentros. Números que no son de campeón -el Atlético de Madrid ha recibido solo dos goles, aunque en siete partidos-, y más sin tener una gran fortaleza ofensiva.
Óscar Maya Belchí



Fuente: https://www.infobae.com/america/agencias/2020/11/22/el-oportunismo-de-mariano-y-un-partido-que-se-hizo-largo/

Comentarios

Comentar artículo